jueves, 21 de noviembre de 2013

Deficiencia de vitamina E en fracturas

Normalmente se detecta un nivel bajo de vitamina D en las personas que han sufrido fracturas óseas traumáticas, según un estudio reciente. La vitamina D es un componente esencial en la reparación del daño óseo, los pacientes con un nivel bajo de vitamina D tienen un riesgo mayor de que los huesos fracturados no se curen de forma apropiada. 79% de los hombres y el 76% de las mujeres del estudio tenían un nivel de vitamina D menor que el recomendado, común en los pacientes con traumatismos ortopédicos de todas las edades, afirmó en un comunicado de prensa de la universidad Brett Crist, profesora asociada de cirugía ortopédica. Descubrimos que casi el 55 por ciento de los adultos jóvenes de 18 a 25 años de edad tenían un nivel bajo o muy bajo de vitamina D y el 29 por ciento tenía un nivel deficiente. Sin embargo, un nivel alto de vitamina D puede ser peligroso para las personas con ciertas afecciones médicas, como la enfermedad renal o el cáncer.
: University of Missouri, news release, Sept. 5, 2013.

El estrés incrementa el riesgo de lesiones

El estrés y la ansiedad incrementan el riesgo de lesiones en el fútbol, tanto profesional como aficionado, según los expertos recomiendan una buena alimentación, descanso y preparación física para prevenir las lesiones en los campos de fútbol. El estrés deportivo (sobrecarga), los problemas de ansiedad y de estrés psicológico en la vida diaria son predictores significativos de las lesiones. El origen de ese trastorno puede estar dentro o fuera del campo. “En su vida diaria también pueden sufrir situaciones de estrés que luego les afecte en el juego y por tanto en las lesiones. Puede ser desde una acumulación de partidos y entrenamientos, lo que implica viajes y concentraciones, sobre todo en el fútbol profesional; hasta situaciones cotidianas que puedan afectar como a cualquier otra persona, es decir, el paro, la crisis, problemas familiares, etc” Las lesiones que provoca el estrés deportivo "son las que llamamos de sobrecarga, que se producen por descompensación entre la carga que recibe el cuerpo y lo que éste puede soportar. La lesión más benigna y conocida es la agujeta y la más grave la que llamamos fractura-estrés”, se recomienda “una buena alimentación, hidratación y descanso para evitar lesiones”, “hay que adecuar los entrenamientos y las cargas físicas a la capacidad que tenga el jugador para soportarlas”. 


Tiene pocos beneficios repetir la prueba de densidad ósea

Para muchas personas mayores, quizás no valga la pena someterse a pruebas de imágenes frecuentes para ver si están en riesgo de fracturas óseas, sugiere un estudio reciente. Repetir una prueba de densidad mineral ósea cuatro años tras la prueba inicial no proveyó sustancialmente más información para predecir el riesgo de fractura entre los hombres y las mujeres mayores que aún no sufrían de osteoporosis. Aseguró la Dra. Sarah D. Berry, científica investigadora del Instituto para la Investigación sobre la Vejez de Hebrew Senior Life y profesora asistente de medicina de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, en Boston. El estudio, que incluyó a más de 800 hombres y mujeres con una edad promedio de 75 años.
J Am Med Assoc. septiembre 2013  

La obesidad  en los niños produce lesiones
La tasa de obesidad entre los niños es grave y sigue aumentando, de acuerdo con la Asociación Americana del Corazón. 5% de los niños y adolescentes que caen ahora dentro de esta categoría, están en alto riesgo de enfermedad cardiaca prematura y de diabetes tipo 2. "Estamos definiendo una nueva clase de obesidad pediátrica llamada obesidad "grave", señaló el doctor Aaron Kelly, profesor adjunto de pediatría de la Escuela de Medicina de la Universidad de Minnesota, en Mineápolis. "Este tipo de obesidad es diferente a la obesidad tradicional y al sobrepeso en los niños". “Es una forma extrema de obesidad". Donde el niño está en el percentil 95 pesa más del 95 por ciento que otros niños del mismo sexo y edad. Y este exceso de peso tiene "consecuencias inmediatas y a largo plazo para la salud", hipertensión, diabetes tipo 2, colesterol alto y signos tempranos de estrechamiento de las arterias, todos ellos factores de riesgo para enfermedades cardiacas. Desarrollan asma, apnea del sueño, se disloquen huesos y articulaciones, y puede llevar a una baja autoestima. Las medidas de tratamiento para los niños con obesidad grave comprenden desde cambios en el estilo de vida, tales como dieta y ejercicio, hasta medidas más intensivas, incluidos medicamentos para bajar de peso y, en algunos casos, cirugía para reducir el tamaño del estómago.
Circulation.septiembre del 2013.


Esteroides alivio pasajero

Un equipo de Suecia halló que, a un año del diagnóstico, tres cuartos de los pacientes con síndrome del túnel carpiano que habían utilizado esteroides inyectables y otros tratamientos optaron por la cirugía, comparado con más del 90% de los que no se habían inyectado esteroides. Dijo el autor principal, doctor Isam Atroshi, del Hospital de Hässleholm. Se. inyectó 80 ó 40 miligramos (mg) de metilprednisolona o un placebo a 111 pacientes con síndrome del túnel carpiano de entre 18 y 70 años que habían utilizado férulas sin éxito. A las 10 semanas, los pacientes tratados con los esteroides eran menos propensos a decir que sentían dolor, entumecimiento u hormigueo que los usuarios del placebo. Al año, el 73% de los pacientes tratados con la dosis de 80 mg optó por la cirugía, comparado con el 81% del grupo tratado con la dosis más baja y el 92% de los usuarios del placebo. "La cirugía es efectiva porque al dividir el ligamento que cubre el túnel o 'abertura', disminuye rápidamente la presión sobre el nervio y desaparecen los síntomas. El efecto suele ser duradero". Los esteroides reducen la inflamación localizada y alivian la presión en el túnel en el corto plazo, pero la cirugía agranda el túnel y es una solución permanente.
Ann Int Med, septiembre del 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada